FBI: Ladrón robó $73,000 en mercancía a tiendas

Vivía en una casa linda en Woodburn, un suburbio de Oregón, con su esposa e hijos. Parecía un vecino como cualquier otro, del que nadie sospecharía nada. Pero en realidad, era un descarado y habilidoso ladrón de tiendas. 

En tan sólo siete meses John Patrick Weismiller, de 41 años, robó artículos y productos de tiendas y supermercados con un valor de más de $73,000, y después los vendió por Internet a consumidores en diferentes estados, lo cual despertó el interés del FBI.

Fue finalmente arrestado y condenado en marzo de 2012 a un año y un día de prisión, tres años de libertad condicional y una multa de casi $21,000 en compensación por la mercadería robada.

“Era un ladrón muy descarado”, dijo Joe Boyer, un Agente Especial del FBI. “Este era su trabajo de tiempo completo. Si vivieras al lado de su casa pensarías que se trataba de un vecino como cualquier otro y nunca sospecharías que era un ladrón”.

Ladrón robó a una tienda 105 veces

Weismiller era un ladrón profesional que operaba solo y no para una banda criminal, como habitualmente sucede en este tipo de casos.

Entre enero y julio de 2011 Weismiller visitó tiendas como Safeway y Target para robar todo tipo de productos, desde artículos de belleza hasta medicamentos de venta libre. Su táctica era ocultar la mercancía debajo de su ropa.

Después ofertaba los artículos robados en eBay, generalmente a la mitad del precio de venta de la tienda. Una vez hecha la venta enviaba los productos por correo regular.

La fiscalía confirmó que desde 2006 Weismiller puso a la venta 6,681 productos en eBay y que en los primeros siete meses de 2011 ganó $43,200, lo que representa más de $73,000 en pérdidas para las tiendas afectadas. Una de esas tiendas era el supermercado Safeway, el cual robó 105 veces en los primeros meses de 2011.

Todos salen perdiendo

Los expertos en el sector de ventas aseguran que estos robos, junto con los fraudes de tarjetas de crédito, tarjetas de regalos y cambios de precios en las etiquetas, suponen pérdidas de $30 billones al año.

Sin embargo, las tiendas y los supermercados no son los únicos que salen perdiendo.

Cuando se trata de alimentos o medicamentos, puede que los productos ofertados no se mantengan en buenas condiciones o se les modifiquen sus etiquetas, y al momento de ser comprados pueden estar vencidos e incluso enfermar a los consumidores.

Al mismo tiempo, estos delitos producen un aumento en los precios de los productos en el mercado y una reducción en las ganancias sobre los impuestos de venta para los gobiernos locales.

“Este delincuente no sólo victimizó a las tiendas sino también a sus clientes, que terminan pagando precios más altos por los productos”, aseguró la fiscal federal Amanda Marshall.

Cómo contactar a las autoridades

Gran parte de los casos relacionados a estos robos son investigados por las autoridades locales. Sin embargo, el FBI participa en las investigaciones de ciertos casos mayores como aquellos que involucran el transporte interestatal de mercancía robada.

Por ello, no dudes en contactar al FBI y a las autoridades locales si sabes de alguien que está cometiendo este tipo de delito. Recuerda que puedes contactar al FBI las 24 horas, todos los días del año.