Washington, D.C.
FBI National Press Office
(202) 324-3691
October 12, 2022

Press release available in English and en español.

FBI Warns Voters on Election Crimes Ahead of the November 2022 Midterm Election 

Free and fair democratic elections are one of the founding pillars of the United States. The FBI is committed to protecting every eligible citizen’s right to vote. Consistent with past practice, the FBI is providing this information to educate voters about Federal election crimes and how to avoid them, and to encourage voters to report suspected violations to your local FBI field office.

Election Crimes

Election crimes threaten the integrity of elections and undermine public confidence in our democracy. Election crimes fall into broad categories:

  • Ballot/voter fraud
  • Campaign finance violations
  • Civil rights violations, such as voter suppression or voter intimidation

While individual states and localities have the constitutional authority and responsibility to manage their own elections and election laws, an election crime becomes a federal crime when one or more of the following occurs:

  • A ballot includes one or more Federal candidates
  • Election or polling place officials abuse their office
  • The conduct involves false voter registration
  • The crime is motivated by hostility toward protected minority groups
  • The activity violates federal campaign finance law

Examples of Federal election crimes include, but are not limited to:

  • Giving false information when registering to vote
  • Voting more than once
  • Changing ballot markings or otherwise tampering with ballots
  • Vote buying
  • Threatening voters with physical or financial harm
  • Intentionally lying about the time, manner, or place of an election to prevent qualified voters from voting
  • Political fundraising by federal employees
  • Campaign contributions above legal limits
  • Conduit contributions/straw donor schemes
  • Contributions from foreign or other prohibited sources
  • Use of campaign funds for personal or unauthorized purposes

Distinguishing between legal and criminal conduct is critical for ensuring the integrity of U.S. elections. The following activities are not federal election crimes:

  • Giving voters rides to the polls or time off to vote
  • Offering voters a stamp to mail a ballot
  • Making false claims about oneself or another candidate
  • Forging or faking nominating petitions
  • Campaigning too close to polling places
  • Honest mistakes by poll workers
  • Lack of immediate election results while ballots are counted

The FBI plays an important role in preventing violations of your constitutional rights, including your right to vote. Report any instances of potential election crimes to your local FBI field office, and ask to speak to an election crimes coordinator.

Voter Suppression

Intentionally deceiving qualified voters to prevent them from voting is voter suppression—and it is a federal crime.

There are various methods which can be used to spread disinformation about voting. Such methods are social media platforms, texting, or peer-to-peer messaging applications on smartphones. Additionally, bad actors may provide misleading information about the time, manner and place of voting. This includes inaccurate election dates or false claims about voting methods like, voting by text, which is not allowed in any jurisdiction.

Do you know when, where, and how you will vote? If not, there are many reputable places you can find this information, including eac.gov and usa.gov/how-to-vote. However, not all publicly available voting information is accurate, and some is deliberately designed to deceive you in order to suppress turnout.

Always consider the source of voting information. Ask yourself, “Can I trust this information?” Look for official notices from election offices and verify the information you found is accurate.

Help defend the right to vote by reporting any suspected instances of voter suppression—especially those received through a private communication channel like texting—to your local FBI field office and ask to speak to an election crimes coordinator.

Scam PACs

Making political contributions can be a powerful way to exercise your First Amendment rights. But some individuals and groups soliciting contributions are bad actors trying to enrich themselves at your expense.

In every election cycle there are billions of dollars invested in political spending. This attracts criminals who use deception to cheat Americans out of their hard-earned money. The FBI assesses that seniors are at a high risk of being targeted.

Scam PACs are fraudulent political action committees designed to reroute political contributions for personal financial gain. This is a federal crime. Signs that a PAC is a scam include the PAC and its website disappearing, and the phone number going out of service.

If you or someone you know has been targeted by a scam PAC, contact your local FBI field office and ask to speak to an election crimes coordinator.

How to Protect Your Vote

  • Know when, where, and how you will vote.
  • Seek out election information from trustworthy sources, verify who produced the content, and consider their intent.
  • Report potential election crimes—such as disinformation about the manner, time, or place of voting—to the FBI.
  • If appropriate, make use of in-platform tools offered by social media companies for reporting suspicious posts that appear to be spreading false or inconsistent information about voting and elections.
  • Research individuals and entities to whom you are making political donations. If something seems suspicious, reconsider the donation.  

Victim Reporting and Additional Information

The FBI encourages the public to report information concerning suspicious or criminal activity to their local FBI field office. For additional election-related assistance and resources, please visit the following FBI webpages:


El FBI advierte a los votantes de los delitos electorales antes de las elecciones a mitad del mandato presidencial en 2022  

Las elecciones democráticas libres y justas son uno de los pilares fundamentales de los Estados Unidos. El FBI está comprometido a proteger el derecho al voto de todo ciudadano que reúna los requisitos para votar. De acuerdo con prácticas anteriores, el FBI proporciona esta información para educar a los votantes acerca de los delitos electorales federales y las maneras de evitarlos, y para urgir a los votantes que denuncien las posibles infracciones a la oficina local del FBI. 

Delitos electorales 

Los delitos electorales amenazan la integridad de las elecciones y socavan la confianza del público en nuestra democracia. Los delitos electorales abarcan categorías amplias, como: 

  • el fraude de la boleta electoral; 
  • las infracciones relacionadas con el financiamiento de campañas políticas; y 
  • las infracciones de los derechos civiles, tales como la supresión o la intimidación de los votantes.

Si bien los estados y las localidades individuales han sido facultados y responsabilizados por la Constitución para administrar sus propias elecciones y leyes electorales, un delito electoral se convierte en un delito federal cuando ocurre una o más de las siguientes situaciones: 

  • una boleta presenta a uno o a más candidatos federales; 
  • los funcionarios electorales o los funcionarios en las mesas electorales abusan de sus puestos; 
  • el acto implica el registro falso de un votante; 
  • al delito lo motiva la hostilidad contra grupos minoritarios protegidos; o 
  • la actividad infringe las leyes federales en materia de financiamiento de campañas políticas. 

Algunos ejemplos de delitos electorales federales son, entre otros: 

  • proporcionar información falsa en el momento de registrarse para votar; 
  • votar más de una vez; 
  • cambiar las marcas en una boleta electoral o alterar las boletas de alguna otra manera; 
  • comprar votos; 
  • amenazar a los votantes con causarles daño físico o financiero; 
  • mentir adrede sobre la hora, la manera o el lugar de una elección para impedir que voten las personas que reúnan los requisitos; 
  • recaudar fondos con fines políticos por parte de empleados federales; 
  • aportar donaciones a campañas que rebasen los límites estipulados por ley; 
  • confabular aportando contribuciones asignadas o contribuciones del dinero de otra persona; 
  • aportar contribuciones que se originen en fuentes extranjeras u otras fuentes prohibidas; o 
  • utilizar fondos de una campaña para fines personales o no autorizados. 

Distinguir entre un acto lícito y uno delictivo es crítico para garantizar la integridad de las elecciones estadounidenses. Las siguientes actividades no constituyen delitos electorales federales: 

  • el que se transporten a los votantes a las urnas o el que se les dé tiempo libre para que voten;  
  • el ofrecer una estampilla a los votantes para que envíen sus boletas electorales; 
  • el afirmar cosas falsas sobre uno mismo o sobre otro candidato; 
  • el falsificar solicitudes de nominación; 
  • el hacer campaña muy cerca de los lugares de votación; 
  • el que los trabajadores de las mesas electorales cometan errores sin querer; 
  • el que no haya resultados electorales inmediatos mientras se cuentan los votos. 

El FBI desempeña una función importante en la prevención de las infracciones de los derechos constitucionales de las personas, incluso del derecho al voto. Al dar parte de un posible delito electoral a la oficina local del FBI, pida hablar con un coordinador del Programa contra los delitos electorales. 

Supresión de votantes 

Engañar intencionalmente a las personas que reúnen los requisitos para votar, a fin de impedir que voten, constituye la supresión de votantes, lo que es un delito federal. 
 
Hay varios métodos que pueden emplearse para difundir desinformación sobre el voto. Estos métodos comprenden las plataformas de redes sociales, los mensajes de texto o las aplicaciones de mensajería entre pares (P2P, por sus siglas en inglés) en los teléfonos inteligentes. Además, los actores malintencionados pueden proporcionar información engañosa sobre la hora, la manera y el lugar de la votación, lo que incluye fechas de elecciones inexactas o afirmaciones falsas sobre los métodos de la votación como, por ejemplo, la votación por texto, la que no se permite en ninguna jurisdicción. 
 
¿Sabe cuándo, dónde y cómo votará? Si no lo sabe, hay muchos lugares acreditados donde usted puede encontrar esta información, incluidos los sitios web eac.gov y usa.gov/how-to-vote. Sin embargo, no toda la información disponible al público que se relacione con las votaciones es exacta, y parte de esta se concibe de manera deliberada para engañarlo a usted con el objeto de suprimir su participación. 
 
Considere siempre la fuente de la información sobre la votación. Pregúntese: “¿Puedo confiar en esta información?” Busque los avisos oficiales que provengan de las oficinas electorales y verifique que la información que encuentre sea exacta. 
 
Ayude a defender el derecho al voto dando parte de los posibles casos de supresión de votantes, especialmente aquellos que se manifiesten por medio de canales de comunicación privados —como por mensaje de texto—, a la oficina local del FBI y pidiendo hablar con un coordinador del Programa contra los delitos electorales. 

Los comités de acción política fraudulentos

Hacer contribuciones políticas puede ser una manera poderosa de ejercer sus derechos conforme a la Primera Enmienda a la Constitución. No obstante, algunos individuos y grupos que solicitan contribuciones son actores malintencionados que intentan enriquecerse a costa suya. 
 
En cada ciclo electoral se invierten miles de millones de dólares en gastos políticos. Esto atrae a delincuentes que, por medio del engaño, estafan a ciudadanos estadounidenses para robarles el dinero que con tanto trabajo se han ganado. El FBI estima que las personas de la tercera edad corren un alto riesgo de ser estafados. 
 
Los comités de acción política fraudulentos son comités engañosos concebidos para redirigir las contribuciones políticas a fin de obtener ganancias financieras personales, lo que es un delito federal. Entre las señales de que uno de estos comités es fraudulento se encuentran la desaparición del comité de acción política y de su sitio web, y el que su número de teléfono esté fuera de servicio. 
 
Si usted o alguien que conoce ha sido blanco de un comité de acción política fraudulento, comuníquese con la oficina local del FBI y pida hablar con un coordinador del Programa de delitos electorales. 
 

Cómo proteger su voto

  • Sepa cuándo, dónde y cómo votara. 
  • Busque informacion electoral de fuentes fidedignas. Verifique quién creó el contenido y tenga en cuenta cuál es su intención. 
  • Dé parte al FBI de los posibles delitos electorales, como la desinformación acerca de la manera, la hora o el lugar de la votación. 
  • Si corresponde, utilice las herramientas que se encuentren en las plataformas de las compañías de redes sociales para denunciar las publicaciones sospechosas que parezcan divulgar información falsa o incompatible con la votación o las elecciones.
  • Busque información acerca de las personas y las entidades a las que usted aporte una donación con fines políticos. Si algo le parece sospechoso, reconsidere la donación.  

Denuncias por parte de las víctimas e información adicional

El FBI urge al público que dé parte de la información concerniente a actividades sospechosas o delictivas a la oficina local del FBI. Para obtener más ayuda y recursos relacionados con las elecciones, visite las siguientes páginas web del FBI: 

De acuerdo con prácticas anteriores, el FBI proporciona esta información para que todas las personas que reúnan los requisitos para votar tengan la oportunidad de emitir sus boletas y de que sus votos sean contados sin que sufran discriminación, intimidación o supresión en las próximas elecciones generales del 8 de noviembre de 2022.  

Recursos