¿Qué es el extremismo violento?

El extremismo violento es “alentar, absolver, justificar o apoyar la perpetración de un acto violento para alcanzar objetivos políticos, ideológicos, religiosos, sociales o económicos”. Explora las partes y las herramientas principales del extremismo violento pulsando cada uno de los temas a continuación.

Pensamiento Grupal

Los grupos pueden ser una manera poderosa de unir a la gente para lograr objetivos comunes. Sin embargo, el pensamiento grupal se da cuando los que integran el grupo dejan de opinar o de pensar críticamente porque desean evitar conflictos. Esto puede resultar en la toma de malas decisiones.

Las organizaciones extremistas violentas son altamente vulnerables frente al pensamiento grupal. Frecuentemente tienen un líder fuerte quien raramente es desafiado. No se aceptan las ideologías o ideas diferentes. Los grupos extremistas violentos frecuentemente trabajan en secreto, no sólo porque sus actividades y sus planes son ilícitos, sino también porque quieren mantener fuera las otras opiniones.

El extremismo violento y el pensamiento grupal

Irving L. Janis, un psicólogo social que llevó a cabo importantes investigaciones acerca del pensamiento grupal, escribió lo siguiente en su libro publicado en 1972. Su descripción de hace muchos años del pensamiento grupal suena muy similar a la manera de ser de los extremistas violentos hoy en día.

“La firme creencia de los miembros en la moralidad inherente de su grupo. . . les permite minimizar los conflictos en cuanto a decisiones. . . especialmente cuando se inclinan hacia el uso de la violencia. . . ‘Ya que los objetivos de nuestro grupo son buenos’, los miembros sienten que ‘cualquier método que decidamos usar deber ser bueno’. Esta suposición compartida ayuda a los miembros a evitar sentimientos de vergüenza o de culpa acerca de decisiones que pudieran violar su código personal de comportamiento ético”. - Irving L. Janis, Victims of Groupthink.

Cómo evitar el pensamiento grupal

Estas son algunas maneras de evitar el pensamiento grupal:

  • Incluye una mezcla de gente y perspectivas en tu grupo.
  • Limita la influencia del líder durante las juntas.
  • Promueve opiniones diferentes.
  • Discute ideas con expertos que no son parte del grupo.
  • Considera cuidadosamente todas las opciones antes de tomar decisiones.

Los siguientes son cinco signos de pensamiento grupal: Un exceso de confianza, forma de pensar rígida o polarizada, estereotipo compartido acerca de los que se oponen al grupo, presión para quienes no están de acuerdo, y no compartir la información. 

No seas un títere

Las organizaciones extremistas quieren tu total dedicación y obediencia. No seas un títere. Comprende que los grupos en que todos piensan igual no siempre están en lo correcto. Siempre expresa tu opinión y usa tu inteligencia para tomar decisiones.

Símbolos

Un símbolo es algo que representa una cosa. Por ejemplo, los símbolos comunes estadounidenses tales como la bandera de los Estados Unidos, la Estatua de la Libertad, la Casa Blanca o el águila de cabeza blanca, representan a este país y a sus libertades.

Un símbolo puede producir orgullo o crear una conexión emocional positiva. Los símbolos también se pueden usar para crear miedo y controlar a la gente. Los extremistas violentos han usado diversos símbolos a través de los años para promover sentimientos de venganza y de odio. También han atacado muchos de los símbolos de los Estados Unidos y de otros países para que sus acciones parezcan más importantes.

Víctimas de Incitación al Odio

En el mapa a continuación se encuentran algunos de los lugares alrededor del mundo en donde los símbolos de los Estados Unidos han sido atacados por extremistas violentos. Éstos también han atacado muchos símbolos importantes de otros países.

Templo religioso – Oak Creek, Wisconsin

El 5 de agosto de 2012, un supremacista blanco llamado Wade Michael Page abrió fuego en un lugar de culto sij cerca de Milwaukee. Seis personas murieron y cuatro fueron heridas. Entre los heridos estaba un oficial de policía quien recibió múltiples disparos mientras trataba de salvar a otros. Page se suicidó después de ser herido por un oficial de policía.

World Trade Center – Ciudad de Nueva York, Nueva York

Los extremistas violentos han tenido al World Trade Center como blanco en dos ocasiones diferentes. El primer ataque fue el 26 de febrero de 1993 cuando detonaron un dispositivo explosivo en el estacionamiento, matando a seis personas e hiriendo a más de mil. El 11 de septiembre de 2001, un grupo de secuestradores estrellaron aviones en cada una de las Torres Gemelas del World Trade Center. Cerca de 3.000 personas de todo el mundo murieron. Los extremistas de Al Qaeda llevaron a cabo ambos ataques.

Capitolio de los Estados Unidos – Washington, D.C.

El 1° de marzo de 1954, extremistas puertorriqueños que buscaban la independencia de los Estados Unidos usaron pistolas semiautomáticas para abrir fuego en una sesión de la Cámara Baja en el Capitolio de los EE.UU. Cinco miembros del Congreso fueron heridos, uno de ellos de gravedad. Cuatro personas involucradas en el ataque fueron capturadas y enviadas a prisión.

El Pentágono – Arlington, Virginia

La oficina central del Departamento de Defensa fue uno de los blancos de los ataques por parte de los extremistas de Al Qaeda el 11 de septiembre de 2001. Un avión secuestrado que viajaba a 530 millas por horas se estrelló contra uno de los lados del edificio, matando a 189 personas. El Pentágono también fue atacado por extremistas domésticos en 1972, causando que se inundara el edificio.

Centro de esquí – Vail, Colorado

El 19 de octubre de 1998, extremistas ambientales prendieron fuego al centro de esquí en Colorado y virtualmente lo destruyeron. El ataque causó 24 millones de dólares en daños. La mayoría de las personas involucradas han sido apresadas. Los terroristas ambientales han saboteado y lanzado bombas incendiarias contra muchas otras estructuras simbólicas en todo el país, incluyendo universidades, edificios gubernamentales, agencias automotrices y casas nuevas.

Edificio federal – Ciudad de Oklahoma, Oklahoma

El 19 de abril de 1995, un extremista violento antigubernamental llamado Timothy McVeigh explotó una camioneta bomba enfrente del edificio federal en la Ciudad de Oklahoma. Un total de 168 personas murieron, incluyendo 19 niños, y cientos más fueron heridos. McVeigh y las otras dos personas que lo ayudaron fueron enviados a prisión por el ataque.

Barco de guerra de la Marina de los Estados Unidos – Adén, Yemen

El 12 de octubre de 2000, extremistas de Al Qaeda explotaron un pequeño barco al lado del USS Cole mientras se reabastecía en el puerto yemeni de Adén. La explosión causó un hueco de 40 pies de ancho cerca de la línea de flotación del barco, matando a 17 marineros estadounidenses e hiriendo a muchos más. Algunos de los responsables del ataque han sido abatidos o capturados, pero muchos no han sido encontrados.

Embajada de los Estados Unidos – Kenia y Nairobi

El 7 de agosto de 1998, extremistas violentos bombardearon dos embajadas de los Estados Unidos en África del Este aproximadamente al mismo tiempo, una en Kenia y una en Tanzania. Más de 200 personas murieron y miles fueron heridos. Ambos ataques fueron directamente vinculados a Al Qaeda. Hasta el momento más de 20 personas han sido vinculadas a los ataques con bombas y varias han sido capturadas o abatidas.

No seas un títere

Los extremistas violentos frecuentemente distorsionan el significado de los símbolos para poder encontrar nuevos reclutas y para motivarlos. También escogen blancos simbólicos para hacer que sus ataques se vean más importantes. No seas un títere. Aprende a reconocer cuándo te están engañando por la forma en que los extremistas usan los símbolos.

Principios Distorsionados

Los extremistas violentos están motivados por creencias y valores -o ideologías- distorsionados ligados a objetivos políticos, religiosos, económicos o sociales.

Por ejemplo:

  • Muchas ideologías extremistas violentas están basadas en el odio hacia otra raza, religión, grupo étnico, sexo, país o gobierno.
  • Los extremistas violentos frecuentemente piensan que sus ideologías o estilos de vida están siendo atacados y que la violencia extrema es la única solución para sus frustraciones y sus problemas.
  • A pesar de lo que dicen, los extremistas violentos a menudo no creen en los valores fundamentales de los Estados Unidos, tales como la democracia, los derechos humanos, la tolerancia y la inclusión.
  • Los extremistas violentos a veces distorsionan las enseñanzas religiosas y otras ideologías para apoyar sus propios objetivos.

Crímenes de odio

Los crímenes de odio son un tipo de extremismo violento. Están dirigidos a una persona o a un grupo de personas debido a su raza, color, religión, género, identificación de género, orientación sexual, nacionalidad o discapacidad. Estos crímenes pueden cometerse en diferentes formas, tales como quemar un edificio religioso o amenazar o herir a otra persona.

Los crímenes de odio pueden ser cometidos por una sola persona o por pequeños grupos de personas inspirados por ideologías llenas de odio. En muchos casos, un individuo puede cometer un crimen de odio como consecuencia de la presión social. Muchos extremistas violentos culpan a las víctimas por sus crímenes de odio, declarando que las víctimas los provocaron o que de alguna manera tuvieron la culpa.

¿En qué creen los extremistas violentos?

Los extremistas violentos tienen muchas ideologías distorsionadas que usan para justificar la violencia y los ataques llenos de odio. Lee algunos ejemplos a continuación:

Supremacistas Blancos Extremistas: Ejemplo de una ideología distorsionada: Hay que matar a los miembros de las razas inferiores.

Extremistas Ambientales: Ejemplo de una ideología distorsionada: Para proteger el medio ambiente son necesarios la destrucción de la propiedad e inclusive hacerle daño a las personas.

Milicias Extremistas: Ejemplo de una ideología distorsionada: el gobierno de los Estados Unidos es una amenaza para el pueblo y hay que oponerse a él usando la fuerza.

Extremistas Religiosos: Ejemplo de una ideología distorsionada: Los ataques violentos son necesarios para proteger nuestras ideologías de la influencia corruptora de ciertas personas o naciones.

Extremistas Anárquicos: Ejemplo de una ideología distorsionada: La sociedad no necesita ningún gobierno ni leyes. La violencia es necesaria para crear dicha sociedad.

No seas un títere

Los extremistas violentos defienden sus acciones con principios distorsionados. En ocasiones usan reclamos reales o verdades a medias para justificar sus ideologías. En otras ocasiones los extremistas violentos dicen una cosa pero hacen otra; por ejemplo, pueden afirmar que apoyan la paz y la libertad pero matan a cualquier persona que no esté de acuerdo con ellos. No seas un títere. Usa tu lógica y tu sentido común para ver las falacias de las ideologías y de las acciones de los extremistas violentos.

Culpa

Los grupos e individuos extremistas frecuentemente surgen en comunidades que están lidiando con problemas políticos o sociales. En lugar de mejorar estas situaciones o sus propias vidas a través de acciones constructivas, los extremistas violentos frecuentemente culpan a otra persona o a otro grupo. Sostienen que la única solución a estos problemas o a estas injusticias es la oposición violenta e incluso la destrucción de aquellos a quienes hacen responsables.

El juego de la culpa

Echarle la culpa a alguien es una manera efectiva de reclutar gente frustrada y de convertirlos en un grupo unido por un propósito en común. Esto permite que los extremistas inventen un “enemigo” que debe ser destruido. Esto hace que la violencia se vea como la mejor solución y hasta un deber moral.

Establecimiento de precedentes peligrosos que llevan al extremismo violento

Sigue la lógica distorsionada de la culpa que puede llevar a una persona hacia el extremismo violento.

  • Nuestro grupo está bajo ataque.
  • El enemigo es el responsable de esta injusticia.
  • Debemos defender nuestras tradiciones.
  • El uso de la violencia es la única manera de defender nuestras ideologías.
  • Nuestras acciones violentas resultarán en un futuro mejor.

No seas un títere

Los extremistas violentos culpan a los demás. Frecuentemente creen que alguien o algo, tal como una cierta raza, religión o país, constituyen un obstáculo para su felicidad y su éxito. Este “enemigo” debe ser atacado y destruido.

No seas un títere. Acepta la responsabilidad por tus propias acciones. Aprende a reconocer qué es una crítica justa de un grupo o un gobierno y cuándo simplemente te están usando para pelear por alguien más. Date cuenta de que aun cuando algún otro tenga la culpa, la violencia no es la solución.

Propaganda 

Los extremistas violentos frecuentemente usan propaganda, información falsa o tendenciosa que apoya un punto de vista en particular para engañar a la gente y lograr que crean en sus ideologías. Es la herramienta de reclutamiento principal usada por los extremistas, y tú podrías ser su blanco. El objetivo de la propaganda es crear una historia persuasiva distorsionando los hechos para que la gente la crea.

Canales y mensajes

La propaganda extremista se puede encontrar en cualquier lugar, pero los extremistas violentos frecuentemente usan hoy en día las herramientas en línea, tales como el correo electrónico, las redes sociales, los sitios web, los foros y los blogs. También puedes oír propaganda extremista violenta directamente de tus amigos, de tus familiares o de un líder comunitario o religioso.

Los siguientes son ejemplos de propaganda extrema violenta: 

  • Los países occidentales son corruptos y deben ser destruidos.
  • Nuestra gente está siendo oprimida. Nadie está haciendo nada. Debemos contraatacar.
  • Nuestra raza y nuestras tradiciones son superiores. Debemos eliminar a todos aquellos que no están de acuerdo para salvar a nuestra gente de la ruina.
  • No se puede confiar en el gobierno o en las fuerzas del orden público. Armarse y estén listos para pelear.
  • El medio ambiente está bajo fuego. Debemos detener este abuso a través del sabotaje económico y la guerrilla.

No seas un títere

Tú puedes ser un blanco de la propaganda radical de los extremistas violentos. Su objetivo es engañarte para que creas su lógica distorsionada y lleves a cabo actos violentos en su nombre. Es posible que hagan que su causa suene emocionante y que traten de convencerte de que es tu deber moral unirte a ellos.

No seas un títere. No aceptes ciegamente lo que los extremistas violentos te dicen o lo que lees en el Internet. Considera cuidadosamente las opiniones diferentes. ¡Piensa por tí mismo!