¿A quiénes afectan los extremistas violentos?

Los ataques de los extremistas violentos lastiman a muchas personas inocentes. En estos videos los sobrevivientes de actos de extremismo violento y de crímenes de odio comparten sus historias personales acerca de cómo han sido impactados.

Instrucciones: Lee el texto y luego mira el video en su totalidad.

Atentado en Oklahoma City

El 19 de abril de 1995, un extremista violento anti-gobierno llamado Timothy McVeigh hizo explotar una camioneta bomba en frente del edificio federal en Oklahoma City. La explosión mató a 168 personas, incluyendo 19 niños. McVeigh y los otros dos hombres que lo ayudaron a planear el ataque fueron enviados a la cárcel por este crimen.

Florence Rogers se encontraba en su oficina en el 3er piso del edificio esa mañana. Ocho de sus compañeros de trabajo no sobrevivieron a pesar de que sólo estaban a unos cuantos pies de distancia. 

Yo sobreviví un crimen de odio en mi contra

En 2006, Nina Timani, una americana árabe musulmana y madre de dos hijos, recibió una carta amenazadora en su trabajo que mencionaba los ataques del 11 de septiembre de 2001. La carta decía que ella y sus hijos serían asesinados.

Nina Timani reportó el crimen a su oficina regional del FBI en Filadelfia. El FBI rápidamente encontró y arrestó a la persona que mandó la carta.

Atentado de la Maratón de Boston

El 15 de abril de 2013, dos bombas explotaron a segundos una de la otra cerca de la meta final del maratón de Boston en Massachusetts. Tres personas murieron, 17 fueron gravemente heridas y cientos más fueron heridos de alguna forma. Dos hermanos fueron identificados como los que llevaron a cabo el ataque con bombas; uno murió después de un tiroteo con la policía y el otro fue capturado, enjuiciado y encontrado culpable.

Ese día Erika Brannock estaba entre el público cerca de la meta final esperando ver a su madre terminar la carrera. Cuando la primera de las dos bombas explotó en frente de ella, Erika fue impulsada hacia atrás y, en un instante, su vida cambió para.

Un agente del FBI recuerda los ataques del 11 de septiembre

Los ataques del 11 de septiembre de 2001 fueron los actos de extremismo violento más mortíferos en la historia de los Estados Unidos. Cerca de 3.000 personas murieron después de que cuatro aviones fueron secuestrados y convertidos en bombas voladoras. Los Estados Unidos determinó que Osama bin Laden y su grupo terrorista Al Qaeda fueron los responsables de los ataques.

El agente del FBI J.S., de la oficina regional de Nueva York, respondió ese día y ayudó a salvar a sus conciudadanos a pesar de que su propia vida peligraba.

No seas un títere

Los extremistas violentos no hacen que el mundo sea un lugar mejor. Su violencia causa gran dolor y sufrimiento a muchas personas inocentes. Las víctimas no son sólo aquéllos a los que matan y hieren, sino que también lo son sus familias, amigos y comunidades. No seas un títere. Encuentra maneras pacíficas y productivas de satisfacer tus necesidades y resolver los problemas.