8 de abril de 2013

Fraude de Medicare Revela Maltrato de Ancianos

One of the dilapidated nursing homes owned and operated by a Georgia man
recently convicted of Medicare/Medicaid fraud.

Una de los geriatricos deteriorados que tenia y operaba un hombre de Georgia que fue sentenciado oir fraude de Madicare/Medicaid.

Sin suficiente comida. Poco aire acondicionado y calefacción. Goteras en los techos. Basura amontonada. Moscas, ratas y moho por todos lados.

Estas fueron solo algunas de las condiciones horribles en las que vivieron durante años alrededor de 400 ancianos en tres asilos de Georgia. No fue hasta que el FBI comenzó una investigación, en conjunto con otras agencias federales, que finalmente se puso un alto a estos maltratos. Las autoridades federales también frustraron un fraude multimillonario contra los dos programas principales de salud del gobierno.

George Dayln Houser fue encontrado culpable de estafar a Medicare y Medicaid por $32.9 millones de dólares y será sentenciado tentativamente en junio de 2012. Mientras tanto, los asilos fueron cerrados y sus residentes transferidos a mejores lugares.

Los ancianos sufrían mientras él vivía entre lujos

El fraude de Medicare y Medicaid genera pérdidas de millones de dólares cada año, lo cual resulta en que todos paguen precios más altos por servicios del cuidado de salud. Pero quizás más importante, el fraude puede resultar en el maltrato de personas como en el caso de los ancianos. De hecho, los ancianos son un blanco fácil de estafadores.

Mientras sufrían de estos maltratos, Houser y su esposa y cómplice, Rhonda Washington Houser, compraron casas, autos de lujo y viajes. En total, Houser usó para su beneficio personal unos $8 millones en fondos de Medicare y Medicaid, incluyendo $4.2 millones para la compra de propiedades con la idea de construir un complejo hotelero en Georgia. También le regaló a su ex esposa una mansión en Atlanta con un valor de $1.4 millones; además de pagarle un salario mensual por su supuesto trabajo como enfermera en uno de los asilos, aunque en realidad nunca trabajó.

Además Houser dio cheques sin fondos a sus empleados y no pagó a proveedores de comida, medicamentos y servicios de laboratorio, entre otras cosas.

“Aunque el FBI trabaja sin parar para combatir el fraude contra los programas federales de Medicare y Medicaid, también trabaja duro para proteger a aquellas personas que dependen de estos programas de salud”, dijo Brian D. Lamkin, Agente Especial al Mando de la oficina regional del FBI en Atlanta.

Cómo detectar el fraude y maltrato de ancianos

Si tienes familiares en un asilo o si trabajas en uno, ten en cuenta los siguientes puntos que describen las características típicas de un caso de maltrato y fraude:

  • Los residentes de los asilos viven en condiciones inseguras y no saludables.

  • Los ancianos se ven malnutridos y deshidratados.

  • Facturan cargos a nombre de residentes que no existen o que ya fallecieron.

  • Ofrecen productos o servicios gratuitos a residentes a cambio de su número de Medicare o Medicaid.

  • Ponen a los residentes en categorías de facturaciones elevadas, solamente reservadas para aquellos que requieren de atención especializada y tratamientos de rehabilitación.

  • Usan medicamentos o equipos de poca calidad, que terminan facturándose como servicios de primera calidad.

  • Cobran por tratamientos o equipos no suministrados.

Denuncia el fraude y el maltrato

Si sospechas del maltrato de personas de la tercera edad o fraude de Medicare y Medicaid, presenta una queja ante el Departamento de Salud y Servicios Humanos o contacta al FBI. Recuerda que puedes contactar al FBI las 24 horas del día, todo el año.


Nota: La versión en inglés fue publicada originalmente el 8 de mayo de 2012.