FBI: prestar tu nombre puede resultar en fraude

Ten cuidado si te ofrecen dinero por prestar tu nombre. Alguien podría usarlo para llevar a cabo un fraude.

Esto es lo que tenía en mente Ángel Puentes cuando le pagó a varias personas por usar sus nombres en solicitudes de crédito falsas como parte de un fraude masivo de préstamos hipotecarios al sur de la Florida.

Puentes, también conocido como “El Rey de las Casas”, se asoció con un agente inmobiliario y un corredor de hipotecas. También contrató a un abogado de bienes raíces para que validara las solicitudes y así obtener préstamos hipotecarios de forma ilícita.

La estafa de Puentes llegó a su fin tras una investigación del FBI, que tiene más de 90 unidades y grupos de trabajo en todo el país dedicados a combatir el fraude hipotecario. Puentes defraudó a instituciones de crédito en aproximadamente 10.5 millones de dólares. Fue sentenciado a ocho años de prisión en julio de 2011.

Todos pierden con el fraude hipotecario

Las estafas hipotecarias provocan un aumento artificial en el valor de las propiedades en el mercado. Esto provoca pérdidas de millones de dólares tanto a prestamistas como a compradores de casas, quienes pagan demasiado dinero por sus propiedades.

Así es como Puentes realizaba su estafa:

  • Primero les pagaba a otras personas por usar sus nombres en solicitudes hipotecarias falsas.
  • Después aumentaba artificialmente el valor de las propiedades. Por ejemplo, si una propiedad se tasaba en 400 mil dólares, él declaraba que valía 500 mil dólares en la solicitud.
  • Un abogado firmaba los documentos falsos para darles validez legal.
  • Las instituciones de crédito otorgaban el préstamo pensando que todo era legítimo. Puentes se quedaba con la diferencia de dinero entre el valor inflado de la propiedad y su valor real. Utilizaba el dinero para él mismo y para pagar a sus cómplices.
  • Puentes pagaba las hipotecas mientras rentaba las propiedades para así ganar más dinero. Sin embargo después abandonaba las casas.

Protégete de fraude hipotecario

Los tipos de fraudes hipotecarios pueden variar dependiendo de cómo esté el mercado. Sin embargo, independientemente de qué tipo de transacción sea, no prestes tu nombre ya que podrías estar participando en un fraude. Además, sigue estos consejos del FBI para evitar ser una víctima:

  • Obtén referencias de los profesionales inmobiliarios e hipotecarios que consultes. Revisa sus licencias a través de agencias reguladoras en tu estado, condado y ciudad.
  • Haz tu propia evaluación de los precios de venta y de los impuestos de las propiedades en tu vecindario.
  • No pongas información falsa en tu solicitud de préstamo, como exagerar tus ingresos o mentir sobre la procedencia de los fondos para tu enganche o depósito.
  • Nunca firmes un documento en blanco o con espacios en blanco. Lee y revisa todos los documentos que firmas durante la compra de una propiedad. Si no entiendes lo que estás firmando, consulta a un abogado para que te ayude a revisar los documentos.

Haz la denuncia

No dudes contactar al FBI si has sido víctima de un fraude hipotecario o si sospechas de alguien que esté cometiendo este tipo de delito. Puedes contactar al FBI las 24 horas, todo el año.