Home Espanol Historias Fraude de carta de Nigeria sigue defraudando

Fraude de carta de Nigeria sigue defraudando

Fraude de carta de Nigeria sigue defraudando

Fraude de carta de Nigeria sigue defraudando.jpg

El fraude de la carta nigeriana es una de las estafas más antiguas.

Aunque al recibirla la mayoría de los ciudadanos honrados lo catalogan como un engaño ridículo, estas estafas ocasionan pérdidas de millones de dólares cada año. Es por eso que el FBI recomienda siempre estar alerta ante esta estafa.

Cómo funciona

Los fraudes de la carta de Nigeria combinan la amenaza del fraude de suplantación de identidad con un tipo de estafa de cobro de cuotas por adelantado. Los estafadores envían un correo electrónico o carta por correo tradicional desde Nigeria que ofrece al destinatario la “oportunidad” de compartir un porcentaje de los millones de dólares que, según el autor de la carta (quien afirma ser un oficial del gobierno), está intentando transferir fuera de Nigeria de forma ilegal.

Se solicita al destinatario que envíe información personal al autor de la carta, tal como papelería en blanco con membretes, nombre de bancos y números de cuentas bancarias, así como otro tipo de información personal. 

El éxito de la estafa depende de convencer a una víctima dispuesta que envíe dinero al autor de la carta en Nigeria, en forma de pagos parciales cada vez mayores, y con motivos diversos.

Los estafadores no desisten

El pago de impuestos, los sobornos a oficiales del gobierno, y las cuotas legales suelen describirse en gran detalle, con la promesa de que todos estos gastos serán reembolsados una vez que los fondos sean extraídos con éxito de Nigeria.

Una vez que las víctimas dejan de enviar dinero, algunos de los criminales han llegado a utilizar la información personal y los cheques que reciben para suplantar la identidad de la víctima, vaciando las cuentas bancarias y utilizando tarjetas de crédito hasta el límite.

Algunas víctimas son persuadidas a viajar a Nigeria, en donde han sido encarceladas en contra de su voluntad, además de perder grandes cantidades de dinero.

El gobierno de Nigeria no se muestra comprensivo con las víctimas de estas estafas, ya que dichas víctimas han conspirado para extraer fondos de Nigeria de forma ilegal que van en contra de las leyes nigerianas. Las estafas violan la sección 419 del código penal de Nigeria, por lo que también se denominan como “fraude 419”.

Consejos para evitar el fraude de la carta de Nigeria

  • Si recibes un correo electrónico de Nigeria que te solicite enviar información personal o bancaria, no respondas en absoluto. Envía el correo al Servicio Secreto de los Estados Unidos, contacta al FBI o, si recibiste la carta por correo tradicional, al Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos. También puedes presentar una queja con la Comisión Federal de Comercio.
  • Si conoces a alguien que intercambia correspondencia relacionada con alguna de estas estafas, recomiéndale que contacte al FBI o al Servicio Secreto de los Estados Unidos lo antes posible.
  • Ten cuidado con los individuos que afirmen ser de Nigeria u oficiales de algún gobierno extranjero que soliciten tu ayuda para depositar grandes cantidades de dinero en cuentas bancarias en el extranjero.
  • No creas las promesas de recibir grandes cantidades de dinero a cambio de tu cooperación.
  • Protege tu información de cuentas bancarias con mucho cuidado.

Previo

01.13.11

Nuestra misión

El FBI es una organización de seguridad nacional que responde a amenazas y que es regida por la recopilación e interpretación de información. Su misión es proteger y defender a los Estados Unidos contra amenazas terroristas y de inteligencia extranjera, defender y hacer cumplir las leyes del código penal de los Estados Unidos, y proporcionar liderazgo y servicios de justicia penal a agencias federales, estatales, municipales e internacionales, así como otros socios.

 

Cómo contactar al FBI

Phone and LaptopEl FBI es una agencia federal de investigación e inteligencia con jurisdicción sobre una gran variedad de delitos federales, incluyendo asuntos de seguridad nacional como terrorismo y espionaje, secuestro o extravío de menores, crimen organizado, corrupción pública, y delitos cibernéticos/informáticos.

Más